La salud mental en España no ha mejorado en estos últimos años, sino que, al contrario, se ha visto un claro aumento a raíz de la pandemia.

Alrededor de un tercio de adultos presenta claros síntomas de ansiedad y entre la población joven, la cifra llega a 1 de cada 2 personas.

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es una reacción, en principio normal, en la que se activa una alerta ante algún tipo de amenaza o peligro.

Se convierte en un problema cuando estas alertas surgen en situaciones donde no hay amenazas ni peligro, y esto se prolonga a lo largo del tiempo, influyendo con una gran intensidad en nuestro día a día y en nuestra salud.

La ansiedad puede surgir en todos los ámbitos de la vida como en las relaciones con familiares, amigos, en el trabajo, estudios, etc.

Cuando los síntomas de la ansiedad son muy persistentes, se puede diagnosticar un trastorno de ansiedad. Estas emociones pueden llevar desde una situación en la que te sientas simplemente nervioso a tener un exceso de pánico ante ciertas situaciones.

¿Qué personas tienen más posibilidades de padecer de ansiedad?

La ansiedad puede padecerla todo tipo de persona, tanto hombres como mujeres y a cualquier edad y hoy en día, es una de las enfermedades más frecuentes.

Sin embargo, es más común y tienen más posibilidades de padecerlo, las mujeres, esto se debe a que existen diferentes factores genéticos y ambientales que aumentan el riesgo de padecer ansiedad.

¿Es lo mismo el estrés y la ansiedad?

El estrés y la ansiedad tienen ciertas emociones similares, sin embargo, no son lo mismo. El estrés se genera ante un problema puntual en el que sentimos mucha presión y exigencia y no se considera una enfermedad, sin embargo, la ansiedad se caracteriza por lo siguiente:

  • Es una enfermedad mental.
  • La preocupación, estrés y agobio continua cuando el problema ya no existe.
  • Existe una preocupación constante e innecesaria (porque no existe el problema).
  • Presenta síntomas que afectan notablemente en la vida cotidiana. Te contamos los síntomas a continuación.

Síntomas de la ansiedad

Estos son algunos de los síntomas más comunes al padecer ansiedad:

  • Dificultad para dormir: la ansiedad provoca pensamientos intrusivos continuamente, evitando que nuestra mente puede relajarse y conciliar el sueño, pudiendo desencadenar en el insomnio. Esta situación se convierte en un círculo vicioso, ya que los pensamientos intrusivos y preocupaciones no permiten conciliar el sueño, generando de esta manera, ansiedad.
  • Preocupación en exceso. Como ya hemos mencionado anteriormente, la ansiedad provoca un exceso de preocupación, incluso cuando no hay ningún motivo. Esta situación, provoca conductas de evitación de situaciones o huidas, dificulta la adaptación a los nuevos cambios y la concentración.
  • Agitación: cuando alguien tiene ansiedad, le resulta muy complicado reducir o eliminar ese estado.
  • Comportamiento compulsivo: repetición de comportamientos y obsesiones muy difíciles de controlar.
  • Duda persistente: las dudas constantes y en bucle generan angustia, inseguridad e impiden tomar decisiones.
  • Tensión muscular: algunas patologías, como por ejemplo el bruxismo, son muy comunes en personas con ansiedad.
  • Problemas digestivos. Puede causar calambres, dolores, retortijones, náuseas, etc.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Perfeccionismo. A veces las personas con ansiedad tienden a ser muy rígidas y controladoras, esto se debe a que son muy autocríticos y sienten miedo o inseguridad de no ser capaces de controlarlo todo.
  • Evitar situaciones sociales: sensación de temor al socializar, miedo a que te juzguen, angustia por sentirse expuesto, humillado o avergonzado. 

síntomas de la ansiedad

Cómo tratar la ansiedad

Tratar un problema de ansiedad es diferente según la persona y el grado de ansiedad que padece. Estas son algunos de los consejos que te recomendamos si tienes episodios de ansiedad:

  • Utiliza suplementos alimenticios especializados en la ansiedad.
  • Establecer horas para acostarse y horas para levantarte.
  • Lleva una buena alimentación.
  • Aunque no tengas ganas, intenta salir de casa todos los días.
  • Haz ejercicio.
  • Evita el alcohol u otros estupefacientes.
  • Hable con personas de confianza sobre cómo se siente.
  • Aprende a decir no, cuando no te sientes cómodo.

Existen numerosas técnicas para tratar los síntomas de la ansiedad, pero si los síntomas son constantes y no consigues reducirlos:

  • Pide ayuda psicológica para descubrir el origen de esta enfermedad y poder tratarlo.
  • Consúltalo con tu médico.

persona acudiendo al médico por ansiedad

Te puede interesar

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar