Alrededor del 60% de la población española no sabe que sus niveles de colesterol están por encima de lo recomendable.

El colesterol, en niveles adecuados es bueno, pero su exceso se considera un riesgo para nuestra salud.

   

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia similar a la grasa que circula a través de la sangre. A pesar de las creencias sobre él, en cierta medida es necesario, ya que las células de todo el organismo lo utilizan para formar su estructura y membranas y contribuir a que se mantengan en buenas condiciones. Además de formar las membranas de las células, sirven para la síntesis de las hormonas sexuales y las de origen suprarrenal y facilitan la digestión de alimentos grasos, ya que es precursor de los ácidos biliares.

El colesterol es producido en el hígado, pero también se puede encontrar en ciertos alimentos como son los productos lácteos, la carne, etc. 

No obstante, los niveles de colesterol excesivos o las paredes de las arterias crecerían demasiado, provocando su obstrucción y repercutiendo en diferentes problemas de salud.

 

Tipos de colesterol 

Como hemos visto, no todos los tipos y niveles de colesterol son iguales. El colesterol viaja por nuestro cuerpo a través de unos transportadores, denominados lipoproteínas, las cuales se pueden dividir en dos tipos:

  • Lipoproteínas de alta densidad (HDL) o colesterol bueno: su función se basa en transportar el colesterol de las arterias, tejidos y órganos al hígado para así, poder eliminar el colesterol malo. Existen numerosos estudios que afirman que también ejerce como protector de la enfermedad cardiovascular.
  • Lipoproteínas de baja densidad (LDL) o colesterol malo: la función de este colesterol consiste en transportar el colesterol desde el hígado hasta los órganos y tejidos. Si el nivel de colesterol aumenta, con el tiempo se va acumulando en las arterias, sin poder eliminarse. A este colesterol se le llama malo, ya que la acumulación de este tipo de grasa puede provocar la enfermedad coronaria o enfermedades del corazón. 

Aunque el colesterol LDL sea considerado malo, también es necesario en cierta medida ya que cumple funciones importantes dentro de nuestro organismo, el problema surge cuando los niveles comienzan a subir demasiado (colesterol alto) y esto, a largo plazo, puede llevar a tener problemas de salud.

  

¿Qué síntomas produce en la salud el colesterol alto?

El colesterol también es conocido como el “enemigo silencioso” o ”problema silencioso” porque en un principio no presenta síntomas demasiado destacables. Algunos de los síntomas que pueden pasar desapercibidos son los siguientes:

  • Hinchazón o adormecimiento de piernas y brazos.
  • Mala digestión o pesadez estomacal.
  • Aparición de urticaria.
  • Dolor en el pecho o en la cabeza.
  • Boca pastosa o seca.
  • Problemas de visión.
  • Mal equilibrio.
  • Exceso de agitación al hacer actividades físicas.
  • Intolerancias alimenticias.

Además de eso, la obstrucción de las arterias puede llevar a problemas mucho más serios como son:

  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Ictus.
  • Infarto agudo de miocardio.
  • Ataque al corazón.
  • Aterosclerosis.

   

¿Qué factores influyen en el colesterol alto?

El principal factor, por lo general, suele ser tener un estilo de vida poco saludable:

  • Mala alimentación: las grasas saturadas (origen animal) y las grasas tipo trans (galletas y bollería industrial) son unos de los factores que influyen en el aumento de los niveles de colesterol. Esto no quiere decir que tengamos que eliminar de nuestra dieta estos alimentos, pero sí se deberían ajustar las porciones y frecuencias. Algunos de los alimentos desaconsejados si tienes el colesterol alto son los lácteos enteros y sus derivados, las carnes rojas, el azúcar en exceso, los embutidos y el marisco, entre otros.
  • Falta de actividad física:  hacer ejercicio trae beneficios siempre, y el colesterol no es la excepción. Al tener poca actividad física el colesterol “bueno” (HDL) se reduce y el colesterol “malo” (LDL) aumenta.
  • Sobrepeso.
  • Fumar: las sustancias que contiene el tabaco dañan las paredes de los vasos sanguíneos, esto hace que la grasa se deposite con mayor facilidad y contribuya a la obstrucción de las arterias.
  • Edad: a medida que aumenta la edad, si no tenemos un estilo de vida saludable, se van aumentando los niveles de colesterol.
  • Sexo: en las mujeres, a partir de la menopausia se pueden empezar a aumentar los niveles de colesterol.
  • Diabetes: las personas con diabetes tienen los niveles de azúcar más altos que otras personas, por lo que esto puede dañar las paredes de las arterias.
  • Genética.

 

¿Es posible mejorar los niveles de colesterol?

Si estás leyendo esto, la buena noticia es que es posible bajar los niveles de colesterol, pero debes realizar cambios en tu estilo de vida. Te contamos algunos consejos:

  • Evita todo lo que puedas las grasas saturadas y las grasas trans.
  • Incorpora en tu dieta el omega-3.
  • Añade fibra en tu alimentación.
  • Realiza ejercicio o actividad física como por ejemplo, salir a caminar.
  • Di adiós al tabaco.
  • Controla tu peso.
  • Reduce la ingesta de alcohol.
  • Implementa en tu dieta complementos o suplementos alimenticios especializados en bajar el colesterol y en proteger tu corazón.
Te puede interesar

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar