La fatiga puede ser un efecto normal de algún esfuerzo físico, estrés, falta de sueño, aburrimiento, etc. Es una sensación de falta de energía y de motivación y que por lo general no suele durar demasiado tiempo, ni provocar enfermedades serias. 

Aunque no suele llevar a enfermedades, la fatiga puede estar indicándonos algún trastorno físico o mental que no vemos en un principio. También podríamos sufrir lo que se denomina “síndrome de la fatiga crónica”. En los casos en los que la fatiga perdura demasiado en el tiempo, es importante ponernos en las manos de un profesional.

Hoy te contamos todo lo que necesitas saber sobre la fatiga.

Síntomas de la fatiga

La fatiga tiene síntomas muy desagradables, estos son algunos de ellos:

  • Sueño no reparador o problemas para dormir.
  • Poca capacidad de concentración y de memorización.
  • Mareos al estar acostado o de pie.
  • Dolor muscular o articular sin explicación.
  • Agotamiento extremo después de realizar actividades físicas o mentales.

También puede llevar a la aparición de dolores de cabeza o de garganta. Es importante prestar especial atención cuando estos síntomas continúan a lo largo del tiempo, y en estos casos, poner algún tipo de medida.

fatiga, hombre cansado de trabajar

Causas

Como hemos mencionado, la fatiga puede ser una respuesta natural ante excesos de esfuerzos físicos o mentales, pero en los casos en los que no se producen ninguno de estos dos casos, podría tener otras causas más profundas.

  • La edad. Con la edad, a nuestro cuerpo le cuesta más reparar los tejidos y cargarnos de energía.
  • La mente: pensar con anterioridad que tenemos un día muy duro por delante, puede influir en la aparición de la fatiga antes de comenzar el día.
  • Problemas de salud: con la edad van apareciendo dolores o cansancio excesivo.
  • Mala circulación o pérdida de sangre. La menstruación, gastritis, hemorroides… pueden llevar a una falta de oxigenación en los músculos, surgiendo así el cansancio.
  • No descansar correctamente.
  • La falta de oxigenación. Esto es muy común en personas que consumen tabaco o en personas con sobrepeso u obesidad.
  • Déficit de vitaminas.
  • Algunos medicamentos.
  • Los dolores articulares y las dificultades de movilidad, provocan cansancio y fatiga.
  • Anemia sin tratar.

¿Cómo acabar con la fatiga?

Estas son algunas de las recomendaciones para eliminar o reducir la fatiga. No olvides que existen suplementos alimenticios naturales que te ayudarán a recuperar la vitalidad y energía rápidamente, todos ellos con ingredientes naturales, evitando así efectos desagradables.

  • ¿Sabes cuál es el origen de tu fatiga? Si lo sabes, debes empezar a poner solución. Si desconoces la casa, investígala si es posible.
  • Haz ejercicio. Aunque cueste tomar la iniciativa, el ejercicio te aportará energía inmediatamente, ya que al ejercitarnos, liberamos endorfinas, sintiéndonos así con más vitalidad.
  • Duerme lo suficiente. Planea tu día, tus horarios y cúmplelos. Debes adaptar tus horas de sueño a tus necesidades.
  • Dieta sana, variada y equilibrada.
  • Hidrátate lo suficiente.
  • Busca momentos solo para ti.

mujer con energía y vitalidad

Te puede interesar

Artículos similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar